ORGULLO Y SACRIFICIO

Cuando, a lo largo de la vida, las figuras de
autoridad nos felicitaron reiteradamente por resistirnos a obtener algo
que deseábamos, por soportar algo desagradable, por esforzarnos más de
lo necesario, nos vamos sintiendo halagados ante nuestra tolerancia al sufrimiento, y cada renuncia incrementa nuestra autovaloración.

Aun si no somos plenamente conscientes de ello, muchos de los modelos
que hemos recibido e incorporado nos enseñan el valor del martirio. En
esos casos sucede que no queremos cambiar porque estamos convencidos de
que nuestra capacidad de sacrificio nos otorga una especie de
superioridad moral respecto de los demás. Así es como la autoestima se
sostiene en la capacidad de renuncia y la energía se utiliza para
soportar en vez de usarla para cambiar. La Red se transforma en una
trampa.

Sin duda, un aspecto de este sistema sacrificial es la
hiperexigencia que lleva al agotamiento, la falta de tiempo, el exceso
de obligaciones, generando anudamientos que hacen colapsar nuestras
redes.

Esta es una forma de constreñir la Red, llevando a un
forzamiento del pensamiento y de la acción, que la estrangula y la
vuelve más rígida y cerrada. Ese efecto puede ejercerse sobre uno mismo,
y también sobre los demás, sometiéndolos a un acoso que los bloquea y
hace colapsar sus redes creativas.

Libro: “Pensamiento en Red”

• Apple iBookstore: https://itunes.apple.com/us/book/pensamiento-en-red/id765713786?mt=11
• KoboBooks: http://www.kobobooks.com/ebook/Pensamiento-en-red/book-hx6RQDb6lEiH1VFhifUB8A/page1.html

Por | 2014-07-14T17:29:00+00:00 14/07/2014|Categorías: Pensamiento en red|Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario