Mentes en red vs. mentes lineales.

El domingo 3 de enero La Nación publicó el artículo “Cómo adaptar las empresas a la Generación Y” de Juan María Segura.

“La irrupción de una nueva generación de trabajadores, identificada como nativo-digitales o Generación Y ha producido un generalizado cortocircuito, en especial en las áreas de Recursos Humanos, responsables de diseñar perfiles de búsqueda y satisfacer requerimientos internos de otras áreas de la compañía.(…)No es difícil imaginar que cuando una persona, desarrollada en este entorno de tecnologías, conexiones, vivencias y creencias, se incorpora a la clásica empresa taylorista del siglo XX, con jerarquías, procesos, controles y burocracias prolijamente escritas en manuales corporativos, lo mínimo que le ocurre es que no siente incentivo al no encontrar espacio para aportar ideas y crear. No es que los nativo-digitales sean todos creativos, pero resulta que encuentran muy atractivo el acto de crear.”

Comentario de Sonia Abadi
El avance tecnológico y de las ciencias ha generando nuevos desafíos, imposibles de resolver con los antiguos modelos lineales, racionales y jerárquicos. Un nuevo paradigma de redes está generando nuevos riesgos y oportunidades.
Necesitamos nuevos talentos, recursos y valores para ser capaces de navegar y transformar estos escenarios tan complejos como inciertos.
En estos tiempos “que corren”, las personas y las organizaciones que persisten en estructuras lineales de funcionamiento están destinadas al aislamiento y al envejecimiento prematuro, aún si están tan focalizadas en sus objetivos que no lo pueden percibir.
Paradójicamente, las soluciones simples requieren una alta capacidad de linkear datos y procesarlos, de tomar decisiones fuertes en un tiempo breve e impulsarlas con aplomo y seguridad. La percepción y la resolución en red, capitalizan la diversidad, conectando ideas, saberes y hechos alejados o aparentemente incompatibles. Por eso la gente más apta para formar redes y mantenerlas activas es aquella que desarrolla diversos talentos, intereses y experiencias, en áreas a veces muy alejadas de su profesión o actividad habitual. Estas personas aportan a la red la variedad de sus modelos mentales, su gran conectividad entre ideas y también los lazos humanos informales que han creado en cada una de sus actividades.

Por | 2010-01-07T17:06:00+00:00 07/01/2010|Categorías: Pensamiento en red|Tags: , |Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario