MÁS ARTISTA Y MENOS TÉCNICO

Hasta hace pocos años, las actividades
organizacionales necesitaban de profesionales y técnicos especializados y
comprometidos en exclusividad con su tarea. Los artistas, en cambio, eran gente
marginal que se movía en un mundo diferente, con códigos más libres e
informales.

La sociedad en Red ha congregado a
artistas, filósofos, científicos y empresarios, que comparten espacios sociales
y laborales, pero muy especialmente espacios de conocimiento.

Los líderes de hoy necesitan
desarrollar su parte artística, no solo como vía de expresión de su propia
creatividad, sino para emerger como modelos incitantes para su gente. Cada vez
más se piensa el liderazgo como expresión de la subjetividad extendida a lo
laboral. Ser cada vez más y mejor uno mismo y descubrir la dimensión artística
de toda tarea, ser inspirado e inspirador, transmitir la vivencia de sentido y
de compromiso con lo que para un artista es su obra, y para un líder de empresa, su proyecto.

Hoy el liderazgo requiere talentos
múltiples. También actualización permanente en investigación y entrenamiento
mental. Su arte será combinar los diferentes conocimientos de un modo original,
ya que solo desde allí podrá innovar, y quizá también trascender.

En Las fronteras del management, Peter Drucker relata cómo construyó su primer modelo teórico,
hace más de 50 años. Y cuenta que muchos de sus saberes venían de la
ingeniería, la contabilidad y la psicología, que hasta entonces eran
considerados campos separados. Al ensamblar herramientas de diferentes áreas,
creó una nueva disciplina: el management.

Pero además, un líder en Red deberá
conocer la cultura del país en el que trabaja y la idiosincrasia de su gente,
actitud que suelen descuidar los líderes locales, pero que es particularmente
tenida en cuenta por los ejecutivos enviados a un destino diferente de su país
de origen.
Por | 2014-08-22T17:40:00+00:00 22/08/2014|Categorías: Pensamiento en red|Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario