Liderazgo en Red: Gestionando la cooperación creativa

El líder en Red se pone en sintonía con el entorno, creando un equipo
ampliado con cada persona que encuentra
, que dialoga y colabora
con su propio pensamiento. Los otros, las cosas, los hechos cotidianos pasan a
ser así sus socios creativos.

Esto
no quiere decir que el líder deba abandonar a su gente, ni desentenderse de los
proyectos; al contrario, su mente y su tiempo deben estar libres para acoger,
contener y procesar lo que el equipo genera. También para desanudar los
conflictos y reencauzar la energía productiva.

La
creatividad en acción necesita de la circulación entre las personas y las
cosas. El CEO sentado en su escritorio puede tener una idea brillante, y luego
implementar su ejecución de modo lineal. Pero si sale de su oficina y transita
por diferentes espacios, la calidad de su idea mejorará, ya que no será algo
que deba imponerse, sino un hallazgo que forma parte de una tendencia, de una Red
implícita
en el ambiente, que él percibió con su cuerpo,
emociones y mente.
Al
percibir lo que está en el aire, le da forma y lo devuelve con un nuevo
potencial.
Lo
notable es que, en esos casos, una nueva idea genera escasas resistencias y se
incorpora con naturalidad a la Red de la que nace. Es como si reflejara en
palabras, imágenes y hechos una corriente latente, y trajera a los otros lo que
estaban necesitando, quizá sin ser conscientes de ello. No hay violencia, ya
que todos reconocen que el plan propuesto tiene su origen en cada uno de ellos,
y a la vez se reconocen en él.
Cuando
la Red funciona, el líder, el equipo y el proyecto son una sola cosa. Esto es
lo que llamamos pasión,
entrega y compromiso.
Y esas son las condiciones necesarias para que aparezca la sincronicidad, esa
serie de mágicas coincidencias que hacen que todos los recursos jueguen a
nuestro favor.

Por | 2014-02-18T17:49:00+00:00 18/02/2014|Categorías: Pensamiento en red|Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario