Crisis y resiliencia, los modos de la restauración.

Ni siquiera figura en el diccionario de la Real Academia Española, pero ya va por su segunda ronda como palabra de moda entre los empresarios y consultores: al igual que en la crisis de 2001-2002, todos hablan de la “resiliencia”: la habilidad de las personas para sobreponerse a la adversidad, el trauma, la tragedia y los contratiempos. Alguien resiliente no sólo puede soportar estas experiencias, sino que luego se recupera con más fuerza.”

Ver artículo completo de Sebastián Campanario: “La nueva receta de moda en los negocios ante la crisis ya tiene nombre: resiliencia”

Comentario de Sonia Abadi: Crisis y resiliencia
Ante una crisis, se bloquean los dispositivos habituales que aseguraban el equilibrio del sistema, y se desbloquean la inestabilidad y lo imprevisible. Pero, a la vez, se activan las potencialidades de crecimiento, innovación y cambio. Entre la ruptura y la nueva integridad, se podrá desplegar una nueva Red.
El individuo o la organización expuestos a una crisis tienden a utilizar dos series de mecanismos: los de emergencia y los de largo alcance. Generalmente, se activan primero los de emergencia para preservarse de la desintegración. Casi simultáneamente, se inician los procesos de restablecimiento del sistema, más lentos y específicos a las necesidades que han quedado en déficit. Una vez compensada la crisis, se suelen abandonar los mecanismos de emergencia y se comienzan a reforzar y estabilizar los de largo alcance. El relevo y la transición de unos a otros es la clave para la recuperación de un sistema.

Por | 2009-04-20T19:09:00+00:00 20/04/2009|Categorías: Pensamiento en red|Tags: , |Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario