Estudiar en Red

Este video me lo envió Hernán Nadal de Greenpeace.
Muchos todavía creen que las redes sociales, la búsqueda de información en internet son sólo entretenimientos, distracciones, frivolidades y, en el mejor de los casos, un archivo para buscar información. Sin embargo, las teorías sobre la conectividad del pensamiento nos llevan a comprender e imaginar la posibilidad de capitalizar y utilizar el saber circulante en una civilización no solo haciendo uso de la información disponible, sino fundamentalmente a través de la capacidad de entrar en
sintonía con las ideas de los otros.
Así, por ejemplo, a partir del concepto de web 2.0, Internet no es simplemente un lugar del ciberespacio en donde se halla la información, sino una Red que enlaza la tecnología con la inteligencia de las personas.
La web 2.0 es la Red viva. El ciberespacio no es más un depósito descomunal de datos, sino el lugar donde se establecen las infinitas conexiones de la inteligencia colectiva. Y la Red viva somos nosotros.
Pero para ser auténticos generadores de redes, no alcanza con aportar nuestros conocimientos al gran archivo global. Necesitamos mentes inspiradas capaces de establecer conexiones inéditas entre datos diversos.
Para eso, se requiere un estado mental con conexiones “laxas”, que facilite la conectividad entre las ideas propias y las de toda la Red de inteligencias

Por | 2009-11-20T16:09:00+00:00 20/11/2009|Categorías: Pensamiento en red|Tags: |Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario