El valor de los lazos fuertes y débiles en las redes humanas

El sociólogo Mark Granovetter estudió la función esencial que cumplen los lazos habitualmente considerados débiles en la conectividad total de una Red. Los lazos débiles son aquellos que conectan puntos que tienen “poco que ver”entre sí, los que tienen vínculos distantes, indirectos o aparentemente poco significativos. Lazos fuertes, por ejemplo, son los que nos unen a personas muy cercanas, como nuestra familia y nuestros amigos más próximos. Lazos débiles son aquellos circunstanciales que generamos en un viaje, un curso, un encuentro casual. Claro que los lazos sociales débiles carecen de valor cuando no están acompañados de otros lazos fuertes: afectos, amistades, vínculos estrechos. En otras palabras, los lazos fuertes le dan consistencia a nuestra Red y los débiles le dan expansión.Entre las variadas experiencias que se han realizado con redes complejas, un ejemplo de la importancia de los lazos débiles en la vida cotidiana es el funcionamiento de estos en la búsqueda laboral. Granovetter muestra cómo para conseguir un nuevo empleo es mucho más eficaz recurrir a los lazos débiles que configuran nuestras redes personales, ya que los lazos fuertes comparten entre ellos tantos conocidos y espacios, que forman los llamados clusters o racimos. Si bien los clusters dan consistencia a nuestros círculos de intereses comunes, no nos aportan demasiadas oportunidades novedosas.En la sección Empleos de La Nación del domingo una reseña del libro Working identity de Herminia Ibarra del Insead.

“(…)La académica señala que lo que hace útil un contacto para cambiar de trabajo no es su cercanía con el candidato ni el poder de su posición, sino el hecho de que conozca a gente diferente y pueda proveer información que, de otra manera, sería inaccesible. “Los conocidos, vecinos y colegas que operan en la misma esfera que nosotros raramente pueden decirnos algo que no sepamos ya(…)”

Para seguir leyendo este artículo haga click aqui

Por | 2011-01-31T19:59:00+00:00 31/01/2011|Categorías: Pensamiento en red|Sin comentarios

Sobre el autor:

Médica, psicoanalista, consultora en creatividad, innovación y redes humanas.

Deje su comentario